El centinela

Miri Viksman sobre:

El centinela por Alejandra Zina

“El centinela” de Alejandra Zina retrata un encuentro entre dos viejos amigos que no se han reencontrado desde sus primeros días en la Colimba. “Cosas del destino.” determina el narrador, “Vivir en la ciudad más grande del país y de pronto encontrarse bajo tierra con gente que no vemos hace siglos”. Ismael invita a Morín a su casa, a cenar junto a su esposa Ángela. Zina parece detenerse en lo secundario e ignorar lo principal: describe con detalle la cena – la comida, las charlas, las acciones y las ceremonias banales de cocinar, servir y levantar la mesa – y revela escasa información acerca de los personajes, su mundo interior, sus motivos. Sin embargo, dentro de la imagen cotidiana, familiar y pragmática, la autora introduce pequeñas grietas que nos incomodan, que despiertan sospechas y una vaga sensación de peligro.
El cuento deja muchas preguntas sin responder: ¿Quién es Morín? ¿A qué vino? ¿Es casualidad el encuentro entre los dos amigos? Pero estos interrogantes aumentan el placer de la lectura y culminan en un fin inesperado y conmovedor.