the short story project

search
El último Osama

Shimon Adaf sobre:

El último Osama por Lavie Tidhar

Dicen que nadie se ve a sí mismo como un villano. Dicen que incluso los ángeles de la destrucción son héroes en sus propios relatos. Dicen que los días de aquellos personajes que anhelaban actuar malignamente por amor a lo oscuro, se han marchado para siempre. Dicen que nuestra época, tal como se refleja en sus obras, está encantada con los retratos completos, engañosos, de monstruos. Dicen que el peligro que conlleva este encantamiento constituye otra clase de simplismo. Dicen que las diversas soluciones ofrecidas para analizar a las almas en pena, expulsadas hacia la oscuridad social exterior, reproducen, a su vez, formas de pensamiento superficiales. Dicen que la literatura es un movimiento que trasciende el simplismo, un movimiento que lo cuestiona, que lo perturba. Todos estos enunciados son, en gran medida, ciertos; pero, ¿de qué modo se traducen en literatura? En 2011, Lavie Tidhar publicó una novela titulada “Osama”, en la cual se configuraba un mundo sin terror global, un mundo en el que los mega-atentados terroristas de las últimas dos décadas no habían ocurrido: ellos eran meros episodios en una serie de libros de pulp fiction cuyo protagonista es Osama Bin Laden, el vengador. Jo, un detective privado, es contratado para seguir los pasos y averiguar la verdadera identidad de Mike Longshott, el autor de esa serie de libros. Esta configuración es un modo de responder a aquella pregunta –crear un abismo entre la historia que se está contando y su representación, ponerla en suspensión, dislocarla maravillosamente. Hay un segundo procedimiento que se da en el cuento “El ultimo Osama”, que consiste en poner a prueba la dinámica encantamiento/repulsión, y continuar explorando el abismo entre representación e historia narrada. Tidhar nos ofrece un relato de aventuras, en tempo veloz y suscitador de tensión, que cuenta la historia de una identificación involuntaria, coercitiva, con alguien que es considerado el peor enemigo del siglo 21. Al mismo tiempo, Tidhar examina los orígenes de este encantamiento en su propia biografía, en su vida como creador. La compleja relación entre ambos niveles es puesta de manifiesto a través de una prosa precisa, y aborda, muy originalmente, cuestiones como la relatividad de la violencia en nuestra época y el control de pensamiento. Todo ello da origen a uno de los relatos politicos más expresivos, más potentes y sofisticados que he leído últimamente.

0