the short story project

search
Una casa en las afueras

Edmundo Paz Soldán sobre:

Una casa en las afueras por Valeria Correa Fiz

“Para mí todo aquello era real e irreal a la vez”, dice la narradora de este cuento como al pasar, pero se trata de una declaración de intenciones: Valeria Correa sabe tener pesadillas con los ojos bien abiertos (por eso quizás su personaje central también se mueve como “una sonámbula armada”). La escritora argentina no necesita muchas líneas para meternos en la tensión de una gran tormenta en la Florida, en una casa amenazada por la Reina Loca –gran personaje– y sus secuaces. “Una casa en las afueras” es, a su manera, un cuento gótico, con toda la parafernalia del género desplazada al presente: el caserón abandonado, el asedio del exterior que en realidad es del interior, la ansiosa materialización de los fantasmas que persiguen a los personajes. Hay un gato que es torturado, pero “la condición animal” –título del libro de Valeria– es otra en este cuento de parejas sin pareja y sin futuro, que dialoga muy bien con “El almohadón de plumas” de Horacio Quiroga.

 

1